lunes, abril 16, 2007

Si no te pasan cosas grandes, te pasan cosas pequeñas

(Chocolate por la noticia)



Ya sé que parece una verdad de perogrullo, paso a explicarme mejor:
Nunca te pasó que invitaste a alguien a pasar un lindo día de campo y te contesta que no puede porque ese día tiene que lustrarse los zapatos?
A una amiga le contestaron exactamente eso!
O cuando alguien te cuenta que esta muy preocupado por el aumento del precio de las escobas de cerda mediana en el supermercado de la esquina? O gente que anda por ahí quejándose toda una mañana de la variación del horario para la recolección de basura en el barrio, o que les molesta un lunar, o que no soportan a los policías de menos de seis pies de estatura o a las enfermeras gordas de los hospitales públicos y otras cosas por el estilo?
No tienen problemas reales y los inventan! ""Si no te pasan cosas grandes, te pasan cosas pequeñas"

El cerebro o el alma según se mire tiene tendencia a llenar los "huecos" dentro de las cajitas de la milenaria estructura de la mente con lo que tiene más a mano.
Por ejemplo llena la cajita etiquetada "asuntos graves e importantes" con lo mas grave o complicado que le esté pasando al fulano en cuestión en ese momento, que llegado el caso de una persona sin otros problemas mas prioritarios puede ser por ejemplo la desprolijidad que demuestra a los vecinos la acumulación de hojas secas en el patio durante el otoño o la invasión de mariposas azules que taparon los desagotes de la terraza durante la primavera, o el resultado del partido de fútbol del domingo, o la cara que me pondrá el jefe mañana en la oficina.
A primera vista pareciera bárbaro, llegar a un estado de tranquilidad tal que los problemas mas insignificantes nos parezcan importantes, demostrando de esa forma que vivimos felices y no nos pasa nada realmente grave porque preocuparnos...
Craso error.

No niego que una semanita de tranquilidad puede ser muy bienvenida en medio de lo tumultuosa que puede llegar a ser la vida a veces, pero esa misma tranquilidad prolongada indefinidamente a lo largo de los años deviene casi con seguridad en aburrimiento, desidia y lo que es mas grave una pérdida irreversible de la perspectiva que entiendo seria como sigue:
Si lo mas grave o importante que me pasa son cosas triviales entonces mi experiencia vital se empequeñece, los limites de mi corralito mental se achican y comienzo día a día, mes tras mes, año tras año a vivir una vida en general mas pequeña. Las cosas "graves" pasan a ser verdaderas tragedias que siempre por suerte les suceden a los otros. A mi afortunadamente nunca me pasa nada y algún día seré el muerto mas tranquilo del cementerio... y luego merecidamente olvidado.

Por eso bienvenidos sean los problemas, los proyectos, los desafíos, bienvenidas sean las preocupaciones, los riesgos, los conflictos, tener un hijo, pelear con tu pareja por el futuro, tomarse el trabajo de conocer a otras culturas o grupos, luchar por un objetivo o un ideal, tomar decisiones fuertes a pesar de los miedos, buscar cambios interiores trascendentales, animarse a tomar nuevos caminos a pesar a veces de los resultados inciertos o de la desaprobación ajena...

Es un problema casi matemático, el rango mental entre "no me pasa nada" y "me pasa algo importante" es llenado siempre y de alguna por la mente con la escala de todas nuestras experiencias vitales. Cuando era pequeño y viajaba hasta las montañas vecinas distantes a 100 km de mi ciudad, me parecía un largo viaje. Cuando años mas tarde viajé miles de kilómetros hasta otros países, mis montañas me parecieron mucho más cercanas: los limites de mi experiencia se habían ampliado
Cuando por mucho tiempo no te pasen cosas grandes tu vida se hará poco a poco mas pequeña, el cambio para evitarlo es interior y no se logra del día para noche, es en todo caso un esfuerzo de actitud para toda la vida

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No sé si viene al caso. Pero hoy me ha ocurrido algo que en mi opinión, se relaciona a este artículo. Hoy he dicho a un amigo íntimo: "estoy sola, puedo charlar hasta la hora que quieras"... y no pasaron treinta minutos para que me diga: "Tengo sueñito...me duele la muela...me voy a tirar un rato".
Pero te diré algo: A pesar de que me dolió en el alma reconocer el desinterés de mi amigo, no me haré mayor problema. Total, cada uno es como es y no se puede obligar a nadie a "que te haga el aguante".

Anónimo dijo...

FIRME EN EL DEDICADO A CHARLY GARCIA...LEELO DESPUES...AHHHH SI...Y SOS UN PELOTUDO SABIAS??


FRACASADO

Tonix dijo...

Anonimo (Charly):
Ya que me llamas fracasado y pelotudo en este post por lo menos leelo y opina algo inteligente. Te contesto en el post de Charly