martes, enero 09, 2007

Paternidad responsable: Un oficio ingrato

(Crear es un pasatiempo solitario)



No me quejo: Ahí pariste ese proyecto que luego te sigue por la vida "papá... papá..." y como todo hijo que se precie luego renegará de su padre y se criará en las complejas calles de la selva-ciudad como mejor le parezca y sólo se acordará de ti para pedirte algo o para recriminarte tus evidentes errores.
Es una ley de la vida, el enorme-a-veces-monumental laburo que implica crear algo es pronta y merecidamente olvidado por la criatura que teniendo voluntad propia y cada vez mas libertad hace lo que se le da la gana.
Es justo? Y si... No hemos hecho exactamente eso cada uno de nosotros con nuestros propios padres?
La paternidad es definitivamente un oficio ingrato. Sea un proyecto, una idea, una persona de carne y hueso, una comunidad, un país, un concepto nuevo o lo que corno se te ocurra crear sufrirás tarde o temprano el síndrome de la ingratitud filial. Sólo es cuestión de estar preparado.
Pero cuales son esos "evidentes errores"? Los condimentos indispensables que acompañan toda creación: Ideas nuevas y muchas veces controversiales, liderazgo con un posible grado de autoritarismo, perseverancia cuando no decididamente incomprensible terquedad entre otras. Esas mismas "virtudes" imprescindibles para avanzar contra viento y marea para llegar a una meta son las que a la corta o a la larga derrotan al creador, porque cada una de ellas tarde o temprano se convierte a la vez en un defecto que molesta a la criatura misma o bien a las demás personas, o a los hijos de las demás personas, incluso a todos aquellos supuestamente beneficiados por lo creado. Por que? Porque todo lo que existe, existe en contra de la energía del no existir. Dicho en otras palabras todo lo que existe molesta a algo o a alguien. Cada uno de nosotros molesta a la nada eterna, por eso duramos tan poco. Y cuanto mas diferentes de la nada seamos, es decir mas vitales, mas "diferentes", mas bulliciosos, mas problemáticos nos volvemos y por ende disminuyen nuestras posibilidades de supervivencia. Todo fenómeno genera las causas de su propia desaparición: El calor sofocante del verano genera un centro de baja presión que trae las nubes de fresca lluvia que generará a su turno un centro de alta presión que volverá a traer el agobiante calor en un ciclo de nunca acabar de la Madre Naturaleza...
Algo parecido les sucede a los líderes locales, nacionales o hasta a los grandes imperios de la historia, desde los Persas al Imperio Romano o Chino pasando al Español o al inglés de varios siglos hasta llegar al tan criticado por estos días United States of América.
Todos en su momento generaron sentido en la historia humana, todos tarde o temprano desaparecieron víctimas de la acción-reacción, del inevitable conflicto que ese mismo sentido generó.
Algunos otros padres famosos: Los Reyes Católicos en España, el mariscal Tito en Yugoslavia, Evo Morales en Bolivia, Perón en Argentina y miles de otros hombres y mujeres en la historia que quisieron crear algo nuevo. De Yugoslavia ya no queda nada, España todavia lucha por mantener unido un caldero caliente de razas totalmente diferentes, Evo Morales todavía cree que puede luchar contra las multinacionales, Castro en Cuba que en su momento derrocó a un régimen corrupto y decadente, Saddam que luchó por Irak, Bush que mató al sanguinario Saddam, apenas nacida la criatura comienza a generar las semillas de su propia destrucción. Creo que es inevitable.

Así que potenciales progenitores de todo el mundo: Acepten nomás la ingratitud del oficio paternal y cuanto más grande sea el hijo no lo duden: mas grande será la caída.
Y no esperen demasiado reconocimiento de los demás: La creación es un pasatiempo mas bien solitario. (O bien resignensé a la gris chatura de no crear nada, no vaya a ser que molesten a alguien...)

3 comentarios:

anna dijo...

Eso que dices "y sólo se acordará de ti para pedirte algo o para recriminarte tus evidentes errores", ¿estás plenamente convencido de que es éso así?... De que te recriminen tus errores, es verdad. Y tiene una explicación: los hijosos pretenden que sus padres no cometan errores, que sean perfectos.
Pero no siempre y en todos los casos, los hijos recuerdan a sus padres solo cuando los necesitan. O será que a mí me necesitan todos los dias, por eso es que me recuerdan y me llaman a diario?. Qué habrán hecho esos padres con sus hijos para que éstos no los recuerden?
AdemÁs dices: "teniendo voluntad propia y cada vez mas libertad hace lo que se le da la gana". Puede ser que el padre que afirma eso, siempre ha hecho delante de sus hijos lo que se le dio la gana, entonces el padre le ha dado el ejemplo.
Y después dice:
"¿Es justo? Y si... No hemos hecho exactamente eso cada uno de nosotros con nuestros propios padres?" Yo digo NOOOOOO.
"La paternidad es definitivamente un oficio ingrato". Me pregunto: ¿Será un oficio ingrato?

Anónimo dijo...

Tonix, me gustaría que ahora que vas a ser padre, opines sobre este artículo.

Tonix dijo...

Anonimo:
El articulo lo escribi pensando mas en los "hijos" de nuestra mente (proyectos, obras, ideas) mas que en los hijos de la sangre, pero ya que me preguntas creo que aplica muy bien tambien en ese rubro.
Los padres biologicos y adoptivos (yo incluido en ambas categorias ya que tengo una hijastra de 10 años) estan tambien destinados irremediablemente a algun grado bastante variable de ingratitud de sus hijos... Y asi tiene que ser.
Los hijos nunca sabrán todas las cosas que hicimos por ellos, como nosotros nunca terminaremos de saber todo lo que nuestros padres hicieron por nosotros. Son deudas impagables y como tales lo mejor es olvidarlas, de ambos lados.
Prometo que JAMAS le cobrare a mi hijo todo lo que seguramente hare por el, porque en realidad lo hice por mi propia decision y mi propio beneficio egoista: quiero tener un hijo. Yo, porque tengo ganas, porque me parece muy importante para mi. No lo hago por el ya que aun no lo conozco.
Ademas mal podria luego reclamarle algo por una decision en la que el no tuvo ninguna opinion :)

Hace poco se me ocurrio una frase que me ayudo tambien en mi vida profesional: "Los padres son tan generosos que algun dia nos dan incluso las razones para dejarlos"